Luego de más de 15 días de lucha, el Sindicato de Pasteleros quebró la postura empresarial y logró la indemnización para los trabajadores despedidos de la Pizzería Roma.
El acuerdo fue celebrado por autoridades del sindicato que conduce Luis Hlebowicz y representantes de la firma Aureliano SRL (Pizzería Roma), en el marco del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SECLO) dependiente de la Secretaría de Trabajo de la Nación.
La lucha de Pasteleros y los empleados de Roma logró la intervención de funcionarios de Trabajo y el posterior acceso al SECLO para institucionalizar la pelea por una indemnización acorde a los servicios prestados por los empleados, en la mayoría de los casos, con más de 20 años de antigüedad.
La gestión de la Secretaría de Organización de Pasteleros, a cargo de Marcelo Gasso, consiguió modificar la postura de los propietarios de la empresa que pretendían pagar una indemnización miserable muy por debajo de lo acordado.
La indemnización fue “fruto de la lucha constante de los compañeros, con toma y acampe en la Pizzería”, que luego manifestaron su satisfacción por el objetivo cumplido.
“Estoy muy agradecido con todos los compañeros que nos apoyaron, y aún más a los compañeros que estuvieron haciendo el aguante. No me quedan palabras para agradecerles a todos, y al Sindicato ante todo”, expresó Rubén Torres, delegado gremial en la Pizzería Roma.
Desde la conducción de Pasteleros destacaron “el apoyo de los compañeros de la Juventud Sindical  y de todas las Ramas del gremio” para con los trabajadores despedidos que acamparon durante 13 días frente a las instalaciones de la pizzería ubicada en Lavalle 888 de la Capital Federal.
LOS TESTIMONIOS DE LOS TRABAJADORES
Fernando Ezequiel Ávila (15 años de antigüedad): “Junta al Sindicato tomamos una de las decisiones más tristes, que fue tomar el local por nuestros derechos. El dueño nos quería pagar poca plata por tantos de años trabajados. Gracias a la lucha del Sindicato pudimos lograr el objetivo. El sindicato nos ayudó durante los 15 días de acampe trayéndonos mercadería y alimentos, es un buen gesto que tuvieron con nosotros”.
Andrés López (1 año de antigüedad): “Nosotros tomamos el local para recibir una respuesta por parte del dueño, y con la ayuda del Sindicato pudimos llegar a un arreglo para cobrar lo que nos corresponde”.
Matías Rodolfo Cruz (26 años de antigüedad): “El 26 nos encontramos en la calle y supimos afrontar el momento, con fe y mucha esperanza que iba a salir todo adelante. Por suerte estamos bien, saludables y con fuerza. A nivel grupal siempre nos apoyó el gremio de Pasteleros. Gracias al Sindicato la resolución del conflicto fue favorable y satisfactoria”.
Ramón Guillermo Beltrán (35 años de antigüedad): “El Sindicato se portó muy bien con nosotros, no tenemos palabras para agradecerles. Nos ayudó en la lucha y pudimos arreglar la indemnización”.
Sixto Alfredo Alarcón (26 años de antigüedad): “De un día para el otro nos quedamos sin trabajo y gracias a la ligera intervención del Secretario de Organización y nuestro Delegado hemos permanecido dentro del establecimiento para que se puede negociar. Gracias a Dios llegamos a un final feliz, nos han pagado toda la indemnización y estamos todos muy contentos porque realmente sin la intervención del sindicato estaríamos todos en la calle sin nuestro dinero. Estoy muy agradecido con todos los chicos que nos han respaldado durante los trece días. Si no fuera por todo el aguante que hicieron, por esta Juventud y la nueva dirigencia creo no estaríamos tan felices”.