La Unión Trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (UTI) firmó nuevos incrementos salariales tras reabrir la negociación paritaria con las autoridades del organismo.
Se trata un aumento retroactivo a octubre, en el marco de un “acuerdo abierto” con el compromiso de realizar dos nuevas correcciones antes de la finalización del año paritario del sector, vigente desde junio 2018 a mayo de 2019.
El sindicato que conduce Osvaldo Barreñada arribó al reciente entendimiento luego de rechazar replicar en el PAMI lo otorgado en las paritarias de la Administración Pública por el Estado nacional.
Entre otros puntos, la UTI resaltó que se agregaron mayor cantidad de Unidades Retributivas (UR) al salario, tanto en los agrupamientos como en los tramos y niveles de trabajo efectivo. Las subas serán percibidas por personal administrativo, técnico y profesional.
A su vez, informó que el próximo 12 de diciembre y durante el mes de febrero volverán a reunirse con los representantes del ente público no estatal “para renegociar los haberes del sector, con la premisa de evitar el deterioro del salario”, señalaron.