El balance en materia de donación de órganos fue alentador en 2017, ya que durante ese año crecieron los procedimientos de ablación en un 15,3% en comparación al 2016.

Así lo indicaron datos preliminares que compartirá el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

En todo el año pasado hubo 593 donantes de órganos, contra 517 del año anterior. Como consecuencia, en 2017 hubo un 16% más de trasplantes, al pasar de 1276 a 1482 y  los que crecieron más fueron  los trasplantes hepáticos, cardíacos y hepatorrenales.

En concreto, hubo 384 trasplantes hepáticos de donante cadavérico  (39 operaciones más que el máximo histórico de 2012), 113 de corazón  y 24 de hígado y riñón.

Según informó el diario La Nación, la meta de crecimiento en materia de donación de órganos fue del 12% para 2017, cifra que fue superada. Ahora, los objetivos para este nuevo año son del 25%.

“Si mantenemos este ascenso de manera sostenida, estimamos que podríamos alcanzar la autosuficiencia del sistema en diez años”, indicó María del Carmen Bacqué, directora del Incucai.

Con todo, en la actualidad hay 7.911 personas en lista de espera de órganos y 2.894 en lista de espera de tejidos.

 

Fuente: docsalud.com