Creció la cantidad de días de mora en el pago de la luz, y Edesur empezó a informar a usuarios para regularizar deudas. En el GBA quieren frenar últimos aumentos

En momentos de crisis, la historia económica reciente muestra que la cadena de pagos de las empresas se corta y los consumidores dejan de gastar o se endeudan.  Las empresas de servicios públicos, atentas a esto, generaron sus propias respuestas.

En concreto, la distribuidora de electricidad Edesur (que opera en Capital y el sur del Gran Buenos Aires) comenzó hace unas semanas a enviar intimaciones por la empresa Veraz para regularizar los pagos de sus usuarios, ante un aumento de la morosidad. Como lo informó El Cronista, la demora en el pago pasó de 12 a 15 días en promedio el año pasado.

Tras el aumento de las tarifas, la devaluación y el salto inflacionario del año pasado, algunos consumidores de clase media y baja quedaron en aprietos financieros. Por eso desde la distribuidora confirmaron esta “nueva” modalidad.

Tras intentar tomar contacto por diversas vías para informar la deuda contraida, se ofrece un plan de pago en cuotas con interés para regularizar la situación.

Pero si no muestran voluntad de pago, Edesur da curso a una intimación de la firma Equifax-Veraz para que, si en 15 días de recibida la notificación el usuario no encausa su deuda, quedará registrado como deudor en la temida base de datos de la firma. La inclusión en “el Veraz” impide luego el acceso a créditos o, por ejemplo dificulta la firma de un contrato de alquiler, entre otros perjuicios.

Fuente: portal.ejes.com