El macrismo insistirá con el tratamiento de un proyecto de ley para prohibir la actividad de los cuidacoches y de limpiavidrios sin autorización legal.

El proyecto es el mismo que rechazó la oposición el año pasado por 32 votos en contra y 26 a favor, pero ahora el PRO tiene dos diputados más y confía en conseguir nuevos aliados para obtener la aprobación de esa controvertida norma.

“La iniciativa pretende devolverle a los vecinos la tranquilidad y la posibilidad de transitar por la vía pública sin temor o limitación alguna, sin miedo o temor a estar vigilados o perseguidos con fines legales”, adelantó uno de los autores del proyecto, el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo.

En tanto la presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Gabriela Alegre, dijo a Télam que “no nos negamos a la discusión, pero debe regir el principio de inocencia, porque no todos los ´cuidacoches´o limpiavidrios son delincuentes”.

“Los que son delincuentes, para ellos el castigo de la justicia, pero los que no lo son deben tener alguna contención desde el Estado para una actividad informal de la Economía”, agregó la legisladora.

Por otra parte, advirtió que “el PRO nos tiene que dar tiempo para discutirlo en comisión porque es un tema muy sensible y no se puede dar el debate en el recinto seriamente si pretenden tratarlo sobre tablas”.

La iniciativa será estudiada en principio en la comisión de Asuntos Constitucionales, porque modifica el Código Contravencional y como también introduce penalidades, obtendrá un giro al plenario de Justicia.

“Lo vamos a rechazar porque es darle una salida represiva a una situación que se origina en la miseria social y en la falta de trabajo”, adelantó a Télam el diputado Marcelo Ramal, del bloque Frente de Izquierda de Trabajadores.

No obstante “todavía hay que estudiar bien lo que está proponiendo el PRO”, señaló.

Fuente: Ambito Financiero