Las 20 verdades, la alegría y la solidaridad vuelve al país de la mano del partido creado en 1946.
Algunos se sorprenden con el designado interventor pero cabe destacar que el partido justicialista estuvo siempre ligado a la clase obrera y a los sindicatos.
Por eso las 62 Organizaciones Peronistas solicitamos a la justicia la restauración del partido porque las autoridades se habían apartado de su filosofía y principios. No fue Macri, fuimos los trabajadores del vidrio, de maestranza, de estacioneros de servicio y los afiliados peronistas.
El retroceso evidenciado en los resultados electorales de 2013, 2015 y 2017 obliga a reorganizarnos y a un recambio generacional; sin revanchismo ni proscripciones.
Se usó el sello y el apellido del fundador de nuestro partido para armar estructuras partidarias con pensamiento y filosofía diferentes. Las autoridades jugaron un doble y contradictorio rol ya que siendo autoridad partidaria se hicieron elegir legisladores por un partido distinto.
Si bien siempre fuimos frentistas, jamás ocultamos nuestra identidad partidaria para ganar elecciones.
La columna -y extremidades- del partido fue siempre la clase trabajadora y sus organizaciones, por eso convocaremos a una gran elección interna para elegir a nuestros dirigentes de 2019.
Queremos representantes del pueblo y de las provincias que defiendan los derechos colectivos de los trabajadores en el congreso, como alternativa a los empresarios y “emprendedores” que cultivan el individualismo.
Marcelo Peretta
Secretario de Salud y Previsión de las 62 Organizaciones Peronistas