Ciudad Autónoma de Buenos Aires.- El Bloque Peronista presentó un proyecto de ley para actualizar, a través del valor fijado por las unidades UVA, el monto del subsidio que reciben las familias que se encuentran en situación de calle en la ciudad de Buenos Aires.

El legislador Santiago Roberto, autor de la iniciativa, explicó que “se optó por el valor de las unidades UVA porque constituyen una variable que se actualiza automáticamente y está sujeta a la realidad. Es además la modalidad que el gobierno nacional y el porteño escogieron en lo que respecta a operatorias con inmuebles.”

Detalló que “en la Ciudad hay más de 12 mil familias en situación de calle que reciben un subsidio mensual que va de 4 mil a 4.800 pesos. Sin embargo, según el informe elaborado por la Asesoría Tutelar Nº1, estos montos no llegan a cubrir el valor de los hoteles, que en el 91 por ciento de los casos exceden el monto límite del subsidio gubernamental.”

Por esto motivó, destacó, “el proyecto propone que sea de 400 UVAs (hoy el valor de la UVA es de 34,09 pesos). Con esta actualización, el subsidio quedaría en 13.636 pesos, lo que permitiría que efectivamente las familias accedan a una solución habitacional concreta”.

El subsidio está destinado a cubrir los gastos de alojamiento y/o los gastos emergentes de créditos hipotecarios otorgados por el Instituto de la Vivienda. Aplica a las personas que se encuentran en “situación de calle” o en “riesgo de situación de calle”, que sean residentes en la Ciudad.

Para mantenerse en el subsidio, los beneficiaros deberán demostrar que todos los integrantes del grupo llevan el calendario de vacunación al día, reciben atención de salud  y que los menores de edad asisten al nivel educativo que les corresponde, en corresponsabilidad con el Estado porteño.

El proyecto propone además que en los casos en los que el grupo familiar esté integrado por personas con discapacidad o adultos mayores, los montos se incrementarán un 50 por ciento. Lo mismo ocurrirá cuando la persona solicitante resulte víctima de violencia familiar o de género.

Asimismo, los beneficiarios podrán solicitar el pago del subsidio en una única cuota de hasta 9.600 UVAs, si al momento de ingresar al programa acreditaron fehacientemente la posibilidad de obtener una salida habitacional definitiva.