Científicos de Estados Unidos desarrollaron un nuevo fármaco “inteligente” que es prometedor para las mujeres con cáncer de mama triple negativo metastásico, uno de los más agresivos. Está en fase de experimentación avanzada y se espera que -una vez que lo apruebe la FDA- llegue a la Argentina.

Para estos pacientes, las opciones de tratamiento efectivo son muy limitadas. “La quimioterapia estándar se asoció con tasas bajas de respuesta al tratamiento y con una toxicidad considerable, lo que demuestra la necesidad de encontrar mejores opciones“, dijo Aditya Bardia, médico del Hospital General de Massachusetts y uno de los autores del estudio.

Según lo difundido por el diario El Mundo, el nuevo desarrollo es un cóctel de anticuerpos y quimio. Identifica las células cancerosas y administra una carga tóxica directamente sobre ellas. Se llamasacituzumab govitecan y fue creado por la farmacéutica Immunomedics, que también patrocinó el ensayo clínico.

Cuáles son los tres tipos de cáncer más letales en la Argentina

“Hemos observado una reducción significativa del tumor y mayor demora en la progresión del cáncer en comparación con otros medicamentos”, dice Kevin Kalinsky, oncólogo del Presbyterian Hospital. Asegura que es menos tóxico que la quimio: “Se registraron náuseas, diarrea y pérdida de cabello, pero no causó neuropatía, adormecimiento y hormigueo que puede ser muy doloroso e incluso limitante”.

Consultada por Clarín, Victoria Costanzo, especialista en Oncología Clínica y Subjefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Alexander Fleming, opina que “es una droga fabulosa” y comenta que los estudios “dan muy buenos resultados”

“Está en fase de experimentación muy avanzada, en lo que se llama estudios de fase II y fase III”, explica. Aunque todavía no fue aprobado por la FDA -la agencia reguladora de medicamentos en Estados Unidos- es optimista sobre su arribo a nuestro país. “Una vez que está aprobado por la FDA, no tarda tanto en llegar a la Argentina. Puede ser un año o un poco más, cuando hay otras terapias disponibles. O puede ser menos si para la enfermedad no hay otra terapia disponible”, señala.

Una “revolución”: las drogas dirigidas a blancos moleculares

Según datos difundidos por LALCEC y la Fundación Avon, el cáncer de mama es el de mayor magnitud en Argentina, con más de 19.000 casos al año. Si las tendencias actuales continúan, para el año 2030 se prevé que el número de mujeres diagnosticadas aumente en un 34% en América.

El tratamiento más conocido es la quimioterapia, que son drogas que se dan por vía endovenosa. También es el más temido, porque puede ocasionar caída del cabello, provocar cansancio y bajar las defensas, entre otros efectos. Pero, ¿se puede zafar de la quimio?

“La quimioterapia todavía es necesaria en ciertas condiciones y etapas. Sin embargo, para muchos subtipos de la enfermedad contamos condrogas que actúan específicamente sobre blancos terapéuticos importantes para el crecimiento del tumor, pero que respetan las células normales sin impactar tanto en todo el organismo”, dice Costanzo.

Día mundial del cáncer: relanzan la campaña para cambiar la forma de hablar sobre la enfermedad

“Esa es la revolución del tratamiento en oncología, que es lo que llamamos ‘drogas dirigidas a blancos moleculares’. Esto no solo permite mayor efectividad de un tratamiento, sino un menor nivel de toxicidad”, indica sobre estos medicamentos, que están disponibles en nuestro país.

Se usan para tratamiento preventivo, para curar un subtipo específico que es el HER2-positivo. Y en enfermedad avanzada, cuando el cáncer hizo metástasis, se usan también en HER2-positivo y en las pacientes que tienen receptores hormonales positivos. Muchas todavía se acompañan de quimioterapia. Porque lo que hacen, en un primer momento, es potenciar o mejorar el efecto de la quimio.

Otra posibilidad es la inmunoterapia, que también es una terapia dirigida y se usa para otros tipos de cáncer, como el melanoma y el de pulmón. “Todavía en cáncer de mama no están aprobada, pero en el curso del año probablemente se va a aprobar”, adelanta Costanzo.

¿Cómo saber si necesitamos quimio?

Existe un estudio, llamado Oncotype, que sólo hacen en Estados Unidos y Alemania. Se usa en una situación específica en cáncer de mama, cuando la paciente tiene los receptores hormonales positivos y un mínimo volumen de ganglios comprometidos. Entonces, no hay certeza de si el riesgo de recaída o de tipo de tumor justifican o no usar quimioterapia.

“Es un avance enorme”, dice Costanzo. El gran problema es que cuesta 4.500 dólares y solo algunas prepagas lo cubren si la indicación es justificada. “Entonces nos arreglamos con otras mediciones, como las técnicas de inmunohistoquímica, que muchas veces se aproximan a la realidad y nos ayudan en la decisión. Y reservamos el Oncotype para cuando realmente no se puede resolver de otra manera”, explica la médica.

Y concluye: “Todo esto es un avance enorme. Pero la quimioterapia todavía es necesaria y todavía es útil. No siempre, pero sí en muchas enfermedades y en muchas situaciones”.

 

Fuente: clarin.com