Como entidad de servidores públicos nos encontramos al servicio de la comunidad, no podemos dejar de comunicar el motivo que nos dejó sin suministro aquel Día del Padre el día 16 de Junio del corriente. 

Era una profecía auto cumplida ya que venimos en varios medios de comunicación y sectores especializados en el tema denunciando las condiciones que están aconteciendo en el Sistema Eléctrico. 

       

Que paso?  

A la media noche se comienza a concentrar el despacho de potencia sobre el litoral “Yacyreta-Salto Grande”. 

A la central Yacyreta se retiró la “Regulación Primaria de Frecuencia” lo que impidió equilibrar el sistema. 

En la madrugada del domingo contaba con más del 35 % de la generación, llegando su capacidad al límite, ante un desperfecto simple que generó una sobrecarga que puso en peligro la línea de alta. 

Para proteger esta situación actúa el llamado DAG (Desconexión Automática de Generación) sacando fuera de servicio las represas hidroeléctricas “Yacyreta – Salto Grande”. Este acontecimiento genero una reacción en cadena sobre las pocas máquinas que estaban generando en el Sistema Eléctrico Argentino. Esta acción actúo como “protección” evitando daños en las mismas. 

 

 Que nos dejó? 

El corte masivo registro un hito dejando al descubierto que ante una menor falla en el Sistema Eléctrico el Servicio Público es afectado intempestivamente, por concentrar el despacho en una región puntual siendo la configuración netamente “económica”. 

Un despacho de cargas de este tipo solo contempla generar todo lo posible al menor precio, maximizando las ganancias de las empresas privadas de transporte. 

 

Otro nuevo apagón: 

Gran parte de los usuarios de la Empresa Edelap se encuentran sin suministro eléctrico desde el 22 de Junio por la falla de un cable de alta tensión (C519) dejando sin alimentación a la subestación City Bell. 

Nuevamente una falla genera cortes permanentes, en este caso se efectuó a raíz de la falta de reserva que le correspondía al segundo cable (C230-EDESUR) que se encontraba  fuera de servicio y sin reparación desde hace aproximadamente un año, siendo un cable que alimenta usuarios de otra Distribuidora. 

Esto determina que una parte de la población de La Plata se encuentra en emergencia energética, no solo por problemas de transporte desde hace más de un año sino por desinterés empresarial con el objetivo de bajar costos y optimizar sus ganancias, estos eventos tienen como denominador común el manejo irracional del Servicio Público. 

 

LOS EMPRESARIOS CREEN QUE EN ARGENTINA NOS BANCAMOS LOS CORTES Y NO PASA NADA… 

 

Carlos Minucci 

Secretario General APSEE 

Confederación General del Trabajo RA 

Corriente Federal de Trabajadores